Nada es gratis se queda sin fondos

A las 7 horas de la mañana del martes, Antonio Cabrales, administrador de Nada es Gratis, el blogs de análisis y crítica económica más frecuentado por la profesión, hacía un sorprendente anuncio: “Nada es Gratis, esta vez de verdad. Necesitamos dinero”. Se abría así un nuevo e incierto capítulo en la historia de este blog, reflejo en la última década de la investigación económica española, pero también de las difíciles relaciones entre el mundo de la academia y el poder político.
Nada es Gratis nació como un blog vinculado a la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), un think tank creado en 1985 por Luis Ángel Rojo, que desde el Banco de España convenció a bancos y grandes empresas para que financiaran esta fábrica de ideas. Fedea albergó los trabajos de una generación de economistas formados en su mayor parte en universidades americanas, hoy con edades entre los 40 y 50 años. En el 2009, su entonces director, Pablo Vázquez (hoy presidente de Renfe), lanzaba el blog Nada es Gratis. Con ello, los trabajos de Fedea (y de otros economistas), hasta entonces recluidos en círculos académicos, saltaban al gran público.
A la gente de Fedea se les criticó su proximidad al Gobierno y las grandes empresas. Pero lo cierto es que a través de Nada es Gratis empezaron a circular críticas a la banca, las eléctricas y el Gobierno. Pero en el 2012 llegó el cisma. Tres de los economistas cabecera del grupo, Luis Garicano, Tano Santos y Jesús Fernández Villaverde, levantaron una polvareda con un artículo en prensa: “No queremos volver a la economía de los 50”. Escrito en plena crisis monetaria, advertía de la tentación de dejar el euro y prevenía contra la tentación populista en España.
El Gobierno montó en cólera y semanas después tanto Garicano como Fernández Villaverde dejaban sus cátedras en Fedea y también de escribir en el blog. Cada vez más lejos del Gobierno, Garicano publicó en enero del 2014 “El Dilema de España”, con un elocuente subtítulo: “La vía hispana al subdesarrollo, el populismo y el capitalismo de amigos”. Eran días de calentón regeneracionista. Poco antes César Molinas había publicado “¿Qué hacer con España?”. Hoy a Garicano se le sitúa en la órbita de Ciudadanos.
En abril del 2014 llegó el cambio. Fedea sustituyó al entonces director, Michele Boldrin, por Ángel de la Fuente. Procedente del CSIC, De la Fuente se había ganado notoriedad como crítico implacable de las balanzas fiscales difundidas por el Gobierno catalán. Con ese bagaje, Cristóbal Montoro le encargó un nuevo cálculo de balanzas, mucho más favorable al Gobierno central. En aquel contexto, la llegada de De la Fuente a Fedea fue vista por muchos como una “corrección”. El propio implicado no desmintió esa hipótesis y afirmó a Bloomberg que “alguna gente se ha metido donde no debía” en relación con la actividad de alguno de sus antecesores.
Veinte días después de la llegada de De la Fuente, la gente de Nada es Gratis optó por desvincularse de Fedea e iniciar su camino en solitario, financiada por los que escribían en blog. Hasta hoy. Ahora, el blog busca el apoyo de los que lo leen. Nada es Gratis. Nunca lo ha sido.

(Publicado en La Vanguardia el 14 de enero de 2015)
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s