Entrevista con Juan Pablo Nicolini

Doctorado en Economía por la Universidad de Chicago, Juan Pablo Nicolini estuvo hace una semana en Barcelona para participar en la reunión del consejo científico de la Barcelona Graduate School of Economics. Experto en política monetaria, ha sido presidente (rector) de la Universidad Torcuato di Tella de Buenos Aires, donde ahora trabaja part time y es investigador sénior en la Reserva Federal del Banco de Minneapolis Ha trabajado con un buen número de economistas, entre los cuales Robert Lucas.

Usted llegó a la Reserva Federal de Minneapolis en el 2009. Ha vivido de cerca uno de los momentos más heterodoxos de la política monetaria estadounidense con Ben Bernanke. ¿Qué opinión tiene de la política desarrollada?
Desde el punto de vista intelectual ha sido una experiencia muy interesante. En situaciones de fragilidad como la vivida se aplican medidas no ortodoxas. Es mucho más interesante que la decisión de subir los tipos un cuarto de punto, claro. He celebrado la inyección inicial de liquidez de la FED. Creo que la reacción inicial fue fundamental para evitar un pánico bancario. Sobre las operaciones posteriores, sobre el quantitative easing en concreto, yo sería ya algo más escéptico. Creo que con ello la Fed dio señales de que estaba haciendo alguna cosa, pero esa política ha incrementado mucho el volumen del balance de la Reserva Federal. Y lo que me pregunto es si la salida de la crisis no va a suponer un exceso de inflación…
¿Piensa que van a cambiar algo las cosas con Janet Yellen?
No cambiarán. No al menos con respecto a lo que le estoy contando. De hecho, creo que es toda la institución de la Fed la que no está en absoluto preocupada por la inflación. Hay un convencimiento de que saldremos con una subida de precios. Pero me preocupa la liquidez que eso genera…
Se ha hablado mucho de la responsabilidad de las políticas de tipo de interés cero en la creación de burbujas de toda clase de activos.
La verdad es que los economistas no entendemos muy bien el efecto de las tasas cero sobre la economía. Y yo, cuando veo los niveles que están alcanzando las bolsas americanas, empiezo a preocuparme. No puedo entender por qué se ha alcanzado ese nivel de precios.
En cualquier caso, los Estados Unidos están saliendo de la crisis…
Sí, pero lo hacen de una manera curiosa. Hay recuperación porque mucha gente abandona el mercado laboral. Es un fenómeno extraño. Hasta el año 2000, la participación de la población en el mercado laboral fue incrementándose (sobre todo por la incorporación de la mujer). Desde la crisis del 2007 esa participación está bajando.
En todo este periodo, el BCE ha actuado de forma más conservadora que la Reserva Federal en cuanto a utilizar todo tipo de instrumentos monetarios. ¿Cómo lo ha visto?
Mi percepción es que cuando Mario Draghi dijo aquello de “whatever it takes” la acertó. Evitó lo peor. Evitó el pánico bancario. La situación que vive hoy España no sería comprensible sin aquella decisión. Fue hábil, porque no tuvo que movilizar un solo euro. Entiendo el debate del Supremo alemán sobre la legalidad de la política del BCE, pero hizo bien.
¿Cree que el BCE debería ir más allá e imitar a la Reserva Federal?
No, yo no le pediría más
Usted fue muy crítico con la política que desarrolló en su día Néstor Kirchner. La calificó de efectiva, pero de maleducada y autoritaria. ¿Cómo ve ahora la situación en Argentina?
Sí, yo fui muy crítico con los años de Kirchner. No me gustaba el estilo, ni el discurso, pero había disciplina fiscal. Ahora no, ahora hemos pasado a un déficit fiscal del 2,5-3% pero porque se ha buscado voluntariamente. No creo que haya consciencia de cuál es realmente la situación. Aunque tampoco se puede decir que sea especialmente grave?
¿Dice que no es grave?
No, no lo es. Bueno, veamos, tenemos un 40% de inflación anual. Es una situación complicada. Pero desde el punto de vista económico y técnico tiene una solución sencilla, es una crisis autoinflingida. Es un Gobierno que habiendo encontrado un superávit, se metió de lleno en el déficit.
¿Cree que el Gobierno argentino cuenta hoy con los profesionales adecuados para aplicar ese ajuste?
Argentina no tiene técnicos para hacer ese ajuste. El banco central es distinto. Pero el Gobierno no, está sumergido en su discurso ideológico. Se ven a ellos mismos librando una batalla contra las corporaciones sin un diagnóstico claro de lo que ocurre. Son gente intelectualmente honesta, genuinamente convencidos de lo que están haciendo.
Es economista, investigador sénior en la Reserva Federal del Banco de Minneapolis experto en política monetaria, reflexiona sobre el creciente papel de los bancos centrales en las políticas económicas

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s