El economista optimista

En un ensayo, Andreu Mas Colell se revela como un optimista incorregible y confiado en el futuro de la humanidad

 

A la economía se la conoce también como la ciencia lúgubre. El término se puso en boga en un Londres victoriano sobrecogido por hipótesis apocalípticas como la de Thomas Maltus sobre la población. En los últimos años de crisis, con el regreso de las políticas de austeridad, la economía ha vuelto a ponerse lúgubre. De ahí que sorprenda ver a un economista que se muestre optimista sobre el futuro, aunque sea un futuro a un siglo vista.

El economista optimista es Andreu Mas Colell, invitado, junto a diez economistas de primera fila (entre los cuales Robert Solow, Robert Shiller o Daron Acemoglu) a imaginar cómo será el mundo dentro de un siglo. El libro 100 years: leading economists predict the future es resultado de ese ejercicio, coordinado por Ignacio Palacios-Huerta (de la London School of Economics).

Imaginar el futuro del mundo dentro de un siglo siempre es más fácil (y seguramente más creativo) que imaginarse la economía en el 2016. Pero es mucho más sorprendente que alguien muestre tanta confianza en el ser humano como Mas Colell. Como explica Palacios Huerta, el ensayo del actual conseller de Economia i Coneixement de la Generalitat es, de lejos, el más optimista. Para él, “habremos eliminado completamente la pobreza en el mundo gracias a la combinación del crecimiento natural y de la acción deliberada”.

La base del optimismo de Mas Colell descansa –asegura- en la capacidad de adaptación del ser humano, mostrada en recientes investigaciones. Y hablando de los diferentes cambios potenciales, Mas Colell asegura que “nos adaptaremos a la nueva situación de una manera natural y casi imperceptible”. Tiene cierta lógica que lo diga él. Pese a su extenso bagaje académico, Mas Colell ha mostrado en los últimos años una especial habilidad para moverse en un entorno político tan complicado como el de una administración catalana en práctica situación de bancarrota. Pero en la línea que lo caracteriza, ha sabido combinar un hábil pragmatismo con la apertura de perspectivas allí donde los otros ven situaciones de bloqueo. (Algo de eso había el viernes pasado en un artículo por él firmado en el Wall Street Journal en el que daba por hecho que si el Gobierno de Mariano Rajoy no abre la puerta a la consulta soberanista, ésta pasa a ser un problema europeo).

En el libro, Mas Colell va más lejos. Se imagina el mundo dentro de dos siglos. Y concluye que los futuros conflictos se producirán más por razones biológicos y sociales (guerras y conflictos) que por razones vinculadas con la economía, la energía o el medio ambiente. El medio ambiente, y en particular las consecuencias derivadas del calentamiento global son el punto en el que confluyen la mayor parte de ensayos recogidos en el libro. No todos son tan optimistas. E incluso alguno de ellos piensa que antes de llegar a encontrar una solución para ello, el mundo pasará antes por todo tipo de calamidades.

 

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s