La larga resaca de la burbuja

Hay quien ha comparado las burbujas financieras con las mareas. Mientras están a pleno rendimiento, todo marcha porque todo queda sumergido. Pero cuando el agua se retira, hay que rastrear bien los fondos costeros porque uno puede encontrar de todo…

El contencioso que hoy enfrenta a Sacyr con las autoridades de Panamá por la ampliación del canal puede considerarse un último episodio del estallido de la burbuja, un eco lejano de las sacudidas que ha recibido la economía española en los últimos cinco años. Elementos para pensarlo no faltan. De entrada, un grupo constructor como Sacyr (en su origen, la Sociedad Anónima de Caminos y Regadíos), constituida en 1986 por tres antiguos ingenieros de Ferrovial, y en especial un tipo listo llamado Luis del Rivero, que especializaron la empresa en concesiones de obra pública. El espectacular despegue del grupo (intentó el asalto al BBVA y el control de Repsol) se explica tanto por el calor constructor de la España de los fondos europeos y la urbanización acelerada como por la facilidad con la que en aquellos años la banca financiaba a esa clase de empresas.

Fue esa deuda financiera la que dio el valor suficiente a Luis del Rivero para intentar en el 2008 el asalto al BBVA. (Bueno, eso y el apoyo tácito del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero). Y fue esa misma deuda la que le permitió tres años más tarde flirtear con el control de la petrolera Repsol, con la ayuda de los mexicanos de Pemex.

La Sacyr que hoy afronta el contencioso de Panamá tiene poco que ver con la de Luis del Rivero. La preside Manuel Manrique, antiguo alto ejecutivo de la empresa y tiene como máximo accionista a Demetrio Carceller. Pero arrastra todos los males de aquella constructora-bulldozer de la década de los 90. Una de ellas, el hacerse con concesiones en base al crédito (en este caso, también con crédito público bajo la forma de un aval del Cesce). Y otro, el presentarse al concurso de ampliación del canal reventando precios (lo que en el sector se conoce como “baja temeraria”) para después negociar sobrecostes.

Los analistas financieros consideran que el balance de Sacyr no quedará tocado por la aventura. Pero nadie duda de los efectos que el contencioso puede tener sobre las empresas que operan en el exterior.

La de Panamá es la obra de ingeniería más importante y ambiciosa de una empresa española en el exterior. Pero no es el único dossier con el sello de “urgente” en la agenda de la ministra Ana Pastor. Los atrasos en la materialización del AVE entre La Meca y Medina -en ese caso, el consorcio lo encabeza la constructora OHL- también forman parte de las preocupaciones.

El economista Josep Oliver cuenta hoy mismo en el suplemento Dinero que las exportaciones se encuentran en un máximo histórico difícilmente superable. Para superar ese ritmo, o al menos para mantenerlo, son terriblemente importantes los intangibles. Las empresas españolas se encuentran en una posición intermedia en el mercado internacional. No puede jugar a bajos costes porque no los tienen. Pero tampoco están en situación de jugar a gigantes de la tecnología. Deben ganarse el mercado en el día a día, y en ello la imagen es muy importante. En los años buenos, la prensa británica bautizó a los grupos españoles -sobre todo constructores, pero también bancarios- como “The Spanish Armada”. No está claro que fuera a repetirlo ahora.

En mayo del 2009, Rodríguez Zapatero alardeaba de AVE en sus viajes internacionales. Este diciembre, la India, que prepara una vasta inversión en alta velocidad, convocó a los expertos para estudiar los modelos de referencia: Japón, China, Francia e Italia… España no salió por ninguna parte. Y es que en los mercados internacionales, el prestigio dura poco para países como España.

(Publicat a La Vanguardia el 5 de gener de 2013) 

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s