Escenarios: el mundo en 2030

 

El declive de las grandes deslocalizaciones y la edad de oro de las clases medias emergentes

 

No ha habido fenómeno en el último medio siglo que haya tenido mayor impacto sobre los estándares de vida de la sociedad occidental. Entre finales de los setenta y el año 2000, y por razones que van de la revolución de las comunicaciones al fin del comunismo, el mercado de trabajo se hizo global y la disponibilidad de mano de obra prácticamente se multiplicó por dos. La consecuencia de todo ello ha sido una etapa de extrema movilidad del capital y una oleada de deslocalizaciones empresariales en la industria primero y en los servicios después desde los países desarrollados hacia países más pobres.
En la última década, y tras el espejismo de los años de la burbuja inmobiliaria y financiera, y del recurso al crédito para enmascarar la pérdida de peso de los salarios, el sueño de todo gestor público en Occidente ha sido el de determinar dónde está el fin de ese proceso que ha conducido a cotas de desempleo inimaginables.
Un estudio de la consultora PwC – Global Wage Projections – sugiere que ese proceso de “huída” de la industria al Este empieza a detenerse en la medida en que la brecha salarial entre países emergentes y países maduros se estrechará con fuerza en el horizonte del año 2030. La principal causa de ese cambio está en las subidas que experimentarán los salarios reales en países como China. Y en paralelo, a la apreciación de sus divisas con respecto al euro, la libra esterlina y el dólar estadounidense.
Un ejemplo. Si hoy el salario medio chino (siempre en términos reales) es cinco veces inferior al salario medio español, dentro de quince años los salarios chinos representarán ya la mitad de los españoles. Tomando como referencia Estados Unidos, países como Turquía habrán perdido gran parte de su atractivo al ver evaporarse sus ventajas salariales. Para las empresas, la principal consecuencia de esos cambios será la interrupción del proceso de deslocalizaciones hacia Asia, perceptible ya de manera ocasional en sectores como el textil (en Estados Unidos). En otros casos, también, presagia que las deslocalizaciones se dirigirán hacia zonas más cercanas (en el caso europeo, a Europa del Este o el Magreb) con costes menos ventajosos, pero con un entramado institucional más próximo al europeo.
El estudio confirma también algunas intuiciones. Entre ellas, la que apunta a que en las dos próximas décadas, el mundo asistirá a un ininterrumpido crecimiento de los salarios en los países emergentes, y en consonancia con ello, al fortalecimiento de las clases medias en unas sociedades que vivirán una etapa de prosperidad sin precedentes.
Contrariamente, para los países avanzados, el estudio avanza una progresiva pérdida del poder adquisitivo de los salarios, que crecerán siempre por debajo de las ganancias de productividad (como, de hecho, ya viene ocurriendo desde la década de los noventa). En este contexto, la conservación de las instituciones que han conformado el estado del bienestar en Europa será mucho más compleja y apunta a sociedades más frágiles y desiguales.
Pwc se ha fijado la fecha del 2030 al considerar ese periodo un espacio temporal significativo para la toma de decisiones empresariales.
Las cosas no son nunca como se prevén. Ahora mismo, México se ha convertido, de forma inesperada, en un importador neto de mano de obra debido al florecimiento de su manufactura por el aumento de los salarios en China. Del mismo modo, la carrera de las empresas por encontrar países con salarios todavía más bajos no se detendrá. India y Filipinas se perfilan en el informe como un nuevo “infierno” de salarios bajos e instituciones débiles. Pero la larga etapa de deslocalizaciones que se inició a finales de los setenta parece estar tocando a su fin.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s