Crítica del libro de Miquel Puig, “La Sortida del Laberint”

Si a alguien le preguntaran qué diferencia las crisis de la economía española a las de los países vecinos, la respuesta sería obvia: el paro. El desempleo en España ronda el 25% (más del 30% en las comunidades del ur), supera con frecuencia la cota del 20% y no baja del 10% en los años de bonanza. Forma parte de nuestro paisaje habitual y se trata de una brutal anomalía que hace dudar de la capacidad española para homologarse con otras economías del euro.

Visto más de cerca, el problema no es que la economía española no cree empleo cuando las cosas van bien. Lo hace: más de 4 millones entre el 2002 y 2007. El problema es que casi todo ese empleo es de baja calidad y lo absorbe mayoritariamente la inmigración, que se activa en los periodos de expansión. Eso sí. Desaparece tan rápido como ha llegado. Y lo que es peor, no reduce el paro existente (de 1,9 a 1,8 millones de parados entre el 2002 y 2007). Es decir, hay un abismo insalvable entre las expectativas y lo que la economía da de sí. Es así como los hijos de la clase media, formados para empleos más calificados, se ven obligados a aceptar trabajos por debajo de su calificación, a emigrar o a seguir en casa….

Ese es, a grandes rasgos, el punto de partida del libro de Miquel Puig, que indaga en los males de la economía española (y catalana). El autor encuentra las causas de esa anomalía en el modelo de crecimiento español del periodo 1980-2010, en el que la construcción y el turismo de masas han monopolizado el crecimiento y desplazado (de las prioridades políticas, del crédito bancario, del imaginario colectivo) otras actividades que, como la industria, crean mejores empleos e incrementan la competitividad.

Miquel Puig llama al primero crecimiento extensivo: hacer más de lo mismo con más gente. En contraposición al modelo intensivo: hacer las cosas mejor. Alemania sería el ejemplo de ese segundo modelo. Focalizado en la industria, de crecimiento más lento pero estable, capaz de crear empleo de calidad y socialmente cohesionado. El crecimiento extensivo ha florecido en los países del sur, aunque ninguno en la medida que lo ha hecho en España.

Puig no reprocha a los empresarios que hayan elegido la segunda vía. Dados a escoger, razona, siempre optarán por el camino más fácil y menos arriesgado. “Reproducir la actividad es siempre menos exigente que el cambio continuo del modelo intensivo”. Mejor construir hoteles, pues, que desarrollar tecnología. El problema es lo que viene después: una sociedad algo más mediocre, menos cohesionada, con menos oportunidades para su población? ¿Por qué se persiste en esa vía? Porque manda la agenda de las finanzas, la construcción, las grandes empresas reguladas. No la de la industria.

¿Hay escapatoria a la maldición? Sí. El País Vasco ha reducido sensiblemente el paro en ese periodo. Gracias al concierto fiscal, pensarán. Probablemente. Pero gracias también a una agenda industrial, dice Puig.

Catalunya, por el contrario, país de vocación germánica, habría abandonado la recta vía para, tras la crisis de los 80, entregarse al turismo de masas y la construcción. Todo ello a un precio. Catalunya habría dejado de ser la sociedad cohesionada que fue. La demógrafa Anna Cabré, de la que Puig echa mano, acuñó en su día el término “modelo catalán de reproducción” para describir ese engranaje. Bajas tasas de fertilidad para invertir en educación; ascensor social en pleno funcionamiento y una burguesía que invertía en la industria? Eso es lo que se ha perdido. Y lo que Puig reclama que se recupere.

 

(Publicado en el suplemento Dinero de La Vanguardia el domingo 22 de septiembre de 2013)

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s